lunes, 20 de junio de 2011

Así de rico


Los alcauciles y vos
aparecieron en mi vida
 en el mismo momento.
Ahí supe
que para todo eso
existía una misma manera.
Que en el amor
también había  que arrancar las capas
hasta llegarte al corazón.

1 comentario: